Cómo reciclar bien

Seguro que más de una vez te has hecho la siguiente pregunta cuando has ido a tirar algo a la basura: ¿y esto dónde va?

Aunque desde pequeños nos inculcan la importancia del reciclaje, aún hay muchas personas que no lo practican, bien sea por pereza, por falta de espacio o en ocasiones por los inconvenientes de no tener cerca de casa contenedores suficientes.

En este post no vengo a hablarte sobre las consecuencias del cambio climático o del por qué reciclar ayuda al medio ambiente y a la sostenibilidad del planeta, si no de ayudarte a reciclar correctamente.

Confesaré que escribiendo este post yo misma me he dado cuenta de algunos errores que suelo cometer a la hora de separar los envases, y he aprendido la diferencia entre vidrio y cristal.

Vamos a por ello entonces, quédate y te cuento qué es lo que va a cada contenedor, algunos trucos sobre el reciclaje y los errores más comunes que solemos cometer.

Contenedor Amarillo

· Envases metálicos (latas de conservas y bebidas, bandejas de aluminio, aerosoles, tapones metálicos de botellas y tapas de los frascos)

· Briks (de zumos, leche, vino, batidos, caldos, gazpacho, etc) 

· Envases de plástico (botellas de agua, refrescos y leche. Productos de limpieza. Geles de baño, colonias y champú.. Bolsas de congelados. Tarrinas de mantequilla y yogures. Bandejas de corcho blanco, envoltorios de plástico, bolsas de aperitivos y golosinas, platos, vasos y cubiertos desechables y las bolsas de plástico)

Recuerda vaciar bien los envases y jamás deposites cartuchos de impresoras o productos químicos, CDs, juguetes, biberones y chupetes, grifos, cubiertos, tornillos, pequeños electrodomésticos o ropa/calzado.

Contenedor Azul

· Papel (periódicos, libros, folios, revistas, sobres, cuadernos y bolsas de papel)

· Cartón (cajas de galletas, de cereales, de zapatos, de productos congelados, hueveras de cartón, carpetas, etc)

NO debes depositar: papel higiénico, servilletas, pañuelos, fotos o etiquetas adhesivas.

Contenedor Verde

· Envases de vidrio (puedes depositar cualquier botella de vidrio, los frascos de cosmética y de perfumería. También los tarros de mermelada y de conservas)

Debes introducirlos sin tapas de metal ni tapones de plástico, éstos hay que llevarlos al contenedor amarillo.

NUNCA deposites bombillas, tubos fluorescentes, porcelana, cerámica, cristal de ventanas o espejos, vasos, copas de cristal o corchos.

Contenedor Marrón

Estos desechos se destinan a la fabricación de “compost” que sirve para abonar la tierra entre otras cosas.

· Desechos orgánicos (depositaremos también en este contenedor restos tales como: papeles y cartón manchados de grasa o aceite, pequeños restos vegetales de flores y hojas, tapones de corcho y serrín)

· Residuos biodegradables (todos los residuos biodegradables de alimentos como cáscaras y pieles de frutas, restos de carnes, pescados, verduras, posos de café, restos de infusiones, etc.)

Nota: Confirma con tu Ayuntamiento si en tu municipio está implementado el sistema de recogida de residuos orgánicos y cuál es el procedimiento.

Contenedor Gris

· Resto de residuos (pañales, compresas, tampones, bastoncillos, toallitas húmedas, hilo dental, polvo de barrer, colillas, ceniza…) Depositaremos también en este contenedor restos tales como: una sartén estropeada, vajilla o cubiertos, juguetes rotos, cristales, objetos de plástico o metal que no sean envases…

Aclaración: Tanto juguetes, como ropa, libros y otros enseres en buen estado puedes donarlos a distintas organizaciones. Infórmate de las que hay en tu localidad.

Contenedor Naranja

· El aceite usado doméstico se puede reciclar: el aceite vegetal sobrante de asar, freír, el aceite de alimentos enlatados, las grasas caducadas y/o en mal estado y la manteca de cerdo.

¡Nunca lo tires por el fregadero!  Utiliza una botella de plástico y cuando la tengas llena podrás depositarlo en el lugar correspondiente.

Punto Limpio

· Residuos tales como: electrodomésticos y aparatos electrónicos, pequeñas cantidades de escombros domésticos, CD’s, VHS, muebles y enseres, pinturas y barnices, restos de poda.

También bombillas y fluorescentes, pilas y baterías, móviles y textil y calzado cuando no haya otros sistemas de recogida específicos.

Nota: este punto puede variar en cada localidad, puesto que puede haber lugares donde depositarlos, así como recogida a domicilio u otro tipo de medidas propias de cada Ayuntamiento. Contenedores para pilas, por ejemplo, puedes encontrar en algunos comercios como supermercados, baterías en tiendas de móvil, ropa y calzado en las tiendas de grandes almacenes (H&M, Inditex, C&A, etc.) o en asociaciones y ONGs…

Importante: Los medicamentos deben llevarse al punto SIGRE que hay en todas las farmacias y las radiografías lo más habitual es que se puedan entregar en ambulatorios u hospitales.

Y, si a pesar de toda esta información te queda alguna duda, lo mejor que puedes hacer es tirarlo al contenedor de orgánico para no entorpecer la labor de reciclaje. En el vertedero se hace una clasificación y lo que se puede reciclar se lleva a su destino correspondiente.

Para terminar, te dejo algunos trucos que a mi me funcionan en casa para reciclar de forma fácil:

  • Doblar y comprimir los envases y el cartón para ahorrar espacio (Tip: a las botellas de plástico y briks una vez comprimidos les pongo el tapón y así no se inflan de nuevo)
  • El sitio ideal donde colocar la basura es el balcón o la cocina (cerca del fregadero o la zona de cocinar)
  • Poner cubos o bolsas con diferentes colores para diferenciar dónde va cada cosa. Puedes etiquetar cada cubo con el tipo de residuo que va dentro o si hay niños pequeños poner dibujos para que lo relacionen rápidamente.
  • Usar una bolsa para cada contenedor (la del cartón puedes reutilizarla para la próxima vez o usar bolsas de papel que te hayan dado en la tienda y así no las acumulas)

Espero que te sirva de ayuda.

Nos vemos pronto.

Tamara C.

> La información ha sido sacada de la página de Ecoembes