Orden durante el confinamiento

Te voy a ser sincera, si alguien me dice hace unos meses que íbamos a estar viviendo esta situación por un coronavirus, no me lo hubiese creído.

En principio no tenía ninguna intención de hablar de orden en casa, pero ya han sido unas cuantas personas las que me habéis escrito diciendo que estabais aprovechando a organizar y ordenar vuestros hogares; así que ha llegado la hora de olvidarme un poco del confinamiento por COVID-19 y poner a trabajar mi mente.

Por eso, si tu también has pensado “me gustaría dedicar algo de tiempo a ordenar mi casa”, te doy algunas pautas claras para llevar a cabo cambios que causan efecto.

Antes de empezar ten presentes estos 2 puntos:

  • Hazlo a tu ritmo, ¡no te satures!
  • Pregúntate:
    • ¿Está roto? ¡A la basura!
    • ¿Hace cuánto que no lo usas? ¡Véndelo o dónalo!
    • ¿Guardo “esto” por si acaso? Los “por si acaso” no funcionan ni tan siquiera en las apocalipsis.

Ahora vamos a repasar juntas/os las estancias (recuerda hacerlo a tu ritmo, porque hablaré de todas ellas):

  • Salón:
    • Donde solemos tener muchísimos cables esta idea para ordenarlos es muy práctica. Es una solución “do it yourself” y además, los/las que dijisteis “vamos a comprar papel higiénico” lo tendréis fácil. Por cierto, ¿por qué la gente está comprando papel higiénico por el coronavirus?
    • ¡Limpieza de documentos! Hoy en día la mayoría de facturas se pueden descargar online o solicitar a través de factura electrónica. #papel0
  • Cocina:
    • Organiza tu nevera con Adelaida de OrdenStudio, lo explica de manera muy gráfica en este post.
    • Ay los tuppers… Lo primero hazte esta pregunta ¿cuántos necesito? Y después deshazte de los que no tengan tapa, cierren mal o estén ya muy muy usados.
    • Seguro que tu despensa está más llena de lo habitual, aún así, revisa posibles caducidades. Todo lo que traigas de los supermercados arrasados por el coronavirus acuérdate de ordenarlo por orden de caducidad.
  • Baños
    • ¿Recuerdas aquellas muestras que te dieron? Tira las que no vayas a usar o lleven mucho tiempo guardadas. ¡¡¡Confiesa!!! ¿Cuántos jabones de hotel tienes?
    • Medicamentos caducados… Apártalos y llévalos al punto SIGRE cuando tengas que ir a la farmacia.
    • En este enlace te hablo sobre las toallas. ¿Cuántas, dónde, cómo…?
  • Dormitorios:
    • Las mesillas de noche suelen acumular; libros, cables, pañuelos, satisfyer… Saca todo lo que tienes en los cajones (aunque sea con disimulo) y clasifícalo dejando lo imprescindible, te ayudará a dormir más tranquila… en todos los sentidos. ¿Quieres ver este antes y después?
    • Agrupa sábanas y fundas de almohada. Si tienes más de dos juegos por cada cama, ha llegado el momento de deshacerte de las que están más viejitas…

¡¡¡Al lío!!! Aprovecha estos días.

Solo me queda enviarte mucho ánimo y paciencia. Si tienes cualquier duda puedes pedirme una videoconferencia gratuita aquí; estaré encantada de ayudarte.

Abrazos,

Tamara Calvo