El desapego y nuestra necesidad de tener y retener

La definición según Wikipedia de DESAPEGO o “No-apego”, es el estado en el que una persona suprime su lazo de unión al deseo por las cosas, personas u objetos existentes.

Vivimos en una sociedad consumista en la que la dificultad para el desapego material es tan grande que en lugar de poseer a los objetos, son éstos los que nos poseen a nosotros y la acumulación va creciendo junto con la angustia, la insatisfacción y el vacío.

¿Y por qué te cuento esto? El momento más difícil de cualquier proceso de orden es el del descarte. Deshacerse de algo que ha sido nuestro tanto tiempo cuesta y es entonces cuando tu mente entra en pánico y busca mil excusas para evitarlo. Las frases más típicas que nos solemos decir son: ¿y si lo necesito algún día?, es que me costó mucho dinero, me lo han regalado, por si acaso de momento lo guardo aquí… ¿Te suena?

Si es tu caso, hoy quiero hablarte de dos japonesas que, mucho antes de que Marie Kondo convenciese a medio mundo de la importancia del orden y sus beneficios, ya hablaban de la necesidad de reflexionar sobre cómo el no deshacernos de nuestras pertenencias nos afecta.

HIDEKO YAMASHITA y su libro Dan-Sha-Ri, ordena tu vida – quédate solo con lo necesario…y ¡encuentra la felicidad! (comprar aquí)

En su libro nos enseña a deshacernos de todo aquello que no es útil en nuestra vida y que no nos aporta nada esencial.

De este modo, también lograremos conocernos mejor y transformaremos nuestro entorno en un espacio relajado que repercutirá en nuestra felicidad.

El método DAN-Sha-Ri se basa en el significado de las tres palabras japonesas que componen su nombre:

  • Rechazar las cosas innecesarias.
  • Deshacerse de las cosas inútiles que posees.
  • Detectar el deseo por las cosas innecesarias.

Se rige por estas 5 claves:

  1. Nunca llenes algo del todo. Ni tu armario, ni la casa, ni mucho menos tu cabeza. Intenta ocupar máximo el 80% de la capacidad total de un espacio.
  2. Quédate solo con lo que te haga feliz.Selecciona aquellas cosas que de verdad te aportan y limítate a ellas, reemplazándolas si aparece una nueva que se merezca ese lugar. Con esta regla, aprendes a valorar lo que tienes, porque limitas la cantidad de cosas y todo lo que tienes se vuelve más selecto.
  3. La regla de los dos movimientos. Vale, ya has elegido… Ahora, ¿dónde lo guardas? Yamashita recomienda hacerlo de tal modo que el acto de guardar y sacar las cosas exija, como máximo, dos movimientos: abrir la puerta del armario y cogerlas.
  4. Un orden que produzca autonomía y libertad.Guardar los objetos de forma vertical, como en los supermercados, ayuda a seleccionar con libertad lo que necesitamos y a acceder a ello fácilmente. Así que, tener las cosas en orden y a mano produce una agradable sensación de autonomía.
  5. Ponte en modo ‘marcha automática’.Esta regla se basa en la capacidad natural del cuerpo para autorregularse y responder ante los estímulos. Con el ‘Dan-sha-ri’ se recupera el orden de las cosas, que repercute directamente en nuestra relación con ellas y nuestra actitud para afrontar los problemas.​

 NAGISA TATSUMI y su libro “El arte de tirar – Cómo liberarse de las cosas sin sentimiento de culpa” (comprar aquí)

La obra de Nagisa Tatsumi, en la cuál se inspiró Marie Kondo para escribir su libro “La magia del orden”, analiza los mecanismos psicológicos que se esconden tras nuestra aversión a abandonar objetos, nos da las herramientas necesarias para llevarlo a cabo y nos ayuda a superar los irracionales sentimientos de culpa que estas acciones conllevan.

Además de invitar a poner en práctica la técnica de los tres años, que apuesta por limitar el tiempo máximo en el que deberíamos conservar algo si no lo utilizamos, estos son sus 10 principios:

  1. Tirar sin mirar
  2. Tirar al momento
  3. Tirar una vez que se supere una cantidad determinada
  4. Tirar una vez que transcurra un período determinado
  5. Tirar periódicamente
  6. Tirar también las cosas que no has usado a fondo
  7. Establecer «criterios para tirar»
  8. Crear muchos «destinos» para lo que tiras
  9. Empezar por los rincones
  10. Repartir las funciones

Para acabar, te dejo enlace al post en el que te proponía 10 objetos que eliminar ¡YA! de tu casa y recuerda, como dice el refrán, “no es más rico quien más tiene si no quien menos necesita”

Hasta pronto,

Tamara C.

Nota: Me gustaría aclarar que si vas a hacer tu sola el proceso, no soy partidaria de hacer grandes maratones de orden, si no de empezar poco a poco y desprenderse de las cosas que menos apego te supongan: papeles, comida, pequeños cajones… Por supuesto no siempre es necesario tirar para deshacerse de algo, también podemos donar, vender o regalar.